La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina.

La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina.
La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, Millennium 2, de Stieg Larsson es la segunda entrega de esta trilogía policíaca y de suspense, por tanto hacemos un intermedio en las reseñas de novela historica.

Los protagonistas principales de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina son Lisbeth Salander, una hacker informática, y Mikael Blomkvist reconocido periodista de la revista Millennium, ambos se verán envueltos en un caso de tráfico y prostitución de mujeres procedentes del Este. Todo surge a raíz de la investigación periodística que está llevando a cabo Dag Svensson junto con su novia Mía Bergman, criminóloga e investigadora de género.

La personalidad y carácter de Lisbeth estarán marcados por una infancia durísima, desde pequeña será víctima de maltratos físicos y humillaciones por parte de su padre. Más tarde, en su adolescencia convivirá con diferentes famílias de acogida y pasará también mucho tiempo encerrada en un psiquiátrico infantil. A pesar de todo será una superviviente que junto con una inteligencia fuera de lo común y unos recursos ilimitados le permitirán salir adelante.

El periodistas Mikael Blomkvist que tras pasar un breve período en la cárcel por un delito que no ha cometido y del que al final podrá demostrar su inocencia, destapará una red de blanqueo de dinero a nivel internacional...



que le reportará un gran prestigio. Mikael es un hombre atractivo, inteligente y tenaz, ademas de un mujeriego empedernido.

Aunque es un libro bastante largo es inevitable leerlo en pocos dias, ya que la historia es muy adictiva. Aparte de los personajes principales también cuenta con otros protagonistas de interés y que aparecerán a menudo, en todo momento sabes de quién esta hablando el autor y que conexión tienen unos con otros ya que Stieg Larsson hace una descripción muy detallada, pero no pesada, de cada uno de ellos.

Uno de los puntos fuertes de esta gran novela es que en todo momento estás en vilo. Es muy imprevisible, ya que nunca se pueden hacer suposiciones sobre tal o cual personaje porque Stieg Larsson siempre te sorprende. Sólo hay una cosa que exaspera un poco y es que la protagonista principal, Lisbeth, desaparece de escena durante un espacio de tiempo que se hace eterno porque no sabes que ha pasado con ella, aunque supongo que será una estratégia del autor para que todavía te involucres más en la historia.

La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina cuenta una historia de intriga nada tiene que ver con la novela histórica, ya que se desarrolla en la época actual y sus personajes son ficticios. Hay que remarcar que el tema de fondo, la prostitución y el tráfico sexual con mujeres procedentes de otros países mucho más desfavorecidos que Suecia, como puede ser Rusia, son un tema tabú para este país Báltico.

Titulo: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina.
Autor: Stieg Larsson
Otros libros del autor: Los hombres que no amaban a las mujeres y La reina en el palacio de las corrientes de aire.
Valoracion: **** (Muy Bueno)
Leeros si os gusto:
La reina del Sur, Gomorra y El sicario de los Idus.