Pericles el ateniense de Rex Warner


Difícil clasificar Pericles el ateniense de Rex Warner, seguramente no es lo que esperamos de una novela histórica pues carece absolutamente de diálogos y quizá pueda acercarse más a un ensayo, una obra narrativa o incluso una biografía. Tres cuartas partes de lo mismo sucede a la hora de calificar la novela pues, pese a estar escrita magníficamente, incluye larguísimos y tediosos pasajes filosóficos que, honesto es admitirlo (muy a mi pesar) he pasado mayormente sin leer pues esta temática nunca me ha atraído en demasía.

A través del relato de Anaxágoras Rex Warner nos irá introduciendo en la vida y obra de Pericles sin profundizar demasiado en el personaje que, por momentos, resulta algo plano en lo que puede ser uno de los mayores defectos de la historia, pues ni Pericles te enamora ni llegas a sentir su grandeza mas allá de su obra, a través de la novela entiendes como domino la política ateniense durante décadas pero el escritor no logra transmitir toda su grandeza ni toda su energía. Estoy convencido de que cuando pase el tiempo probablemente recordaré (gracias a Javier Negrete y su obra maestra Salamina) al gran Temistocles pero no percibiré de la misma manera el personaje histórico de Pericles.

Pero por supuesto no todo es negativo...

durante muchos pasajes Warner Rex logra interesar de verdad al lector y explicar con convicción como se gestó La Guerra del Peloponeso, de hecho Pericles el ateniense cubre el espacio temporal entre la ya mencionada Salamina y la obra de ensayo de Donald Kagan sobre el conflicto posterior entre la Alianza Ateniense y la Espartan, entre medias pequeños pero encarnizados conflictos armados y algunos coletazos de las guerras contra Persia, y ya en los primeros años de la larguísima guerra del Peloponeso viviremos de primera mano la dramática Peste que asoló Atenas donde pone punto y final la novela.

Probablemente muchos puedan calificar de verdadero tostón la historia de Rex Warner pues el autor se centra más en la política y filosofía que en desarrollar los personajes y narrar los acontecimientos históricos, pero todo depende de que esperemos de la novela, pues seguro que hay algunos lectores que busquen precisamente comprender mejor la situación sociopolítica y no les interese excesivamente otros aspectos de los que carece la narración, personalmente prefiero los diálogos y algo más de acción, no puedo decir que me haya gustado excesivamente pero por momentos Pericles el ateniense me ha resultado interesante.