Napoleón vs Wellington IV: Campos de Muerte de Simon Scarrow


Con Campos de Muerte concluye la serie de Simon Scarrow sobre Napoleón y Wellington, una tetralogía de más de 4.000 páginas que quizá pierde algo de fuerza en la parte final de esta última entrega algo que no desmerece en absoluto el conjunto de la obra, simplemente puede resultar al lector algo decepcionante el que debiera haber sido colofón de una obra que nos acerca a la historia de las guerras napoleónicas y sobre todo a los dos personajes más importantes de la época, Napoleón y Wellington.

Sin lugar a dudas el punto álgido de esta cuarta entrega es la invasión de Rusia de los ejércitos franceses y sus aliados (forzosos en algunos casos) y como esta ofensiva supuso el principio del fin para el dictador francés, paradójicamente sin perder ninguna batalla importante y pese a conquistar Moscú. El Zar Alejandro planteo una guerra...

de desgaste donde el frio invierno ruso fue la primera causa de mortalidad para los ejércitos de Napoleón que acabaron catastróficamente la que prometía ser una triunfal campaña. En esta parte de la novela es cuando Simon Scarrow logra transmitir mejor al lector, desde las penurias sufridas por los soldados por las inclemencias meteorológicas hasta la carrera por la supervivencia en la retirada del ejercito napoleónico, desarrollando el escritor con maestría el error de cálculo de Bonaparte y el castigo al que fue sometido por los ejércitos del Zar en su apresurada huida.

En cuanto a la batalla de Waterloo, el que prometía ser segundo punto álgido de la novela, señalar que la he encontrado algo plana la narración y exenta del dramatismo del resto de la obra, previsible y decepcionante, con un Napoleón cometiendo un error tras otro y demostrando un carácter cada vez mas despótico y un Wellington endiosado al que todo le sale bien, quizá fuera así la historia pero incluso en ese caso la novelización debería haber ayudado en algo a mantener el ritmo en esta última parte de la obra.

Sin lugar a dudas Simon Scarrow tiene una demostrada capacidad para construir personajes e historias, darles ritmo y continuidad logrando lo más importante en toda novela histórica, entretener al lector e incrementar sus conocimientos de la historia, algo que logra una vez más en Campos de Muerte sin llegar a estar brillante en el desenlace de una novela donde el encuentro entre Bonaparte y Wellington (ficticio) parece más un pegote (o una copia de otras grandes obras literarias) que el momento cumbre del relato. A destacar de los dos personajes principales que en esta novela se radicalizan y si bien resulta creíble el despotismo de un Napoleón cada vez mas arrinconado, a mí personalmente el personaje de Wellington cada vez más perfecto y sin tacha, me ha dado la impresión de resultar poco creíble.

En su conjunto la serie de Napoleón vs Wellington, y en particular Campos de Muerte, resultan recomendables a todos aquellos lectores de novela histórica que busquen saber más de las guerras napoleónicas, esamos ante novelas bien construidas, tramas con continuidad y una serie que pese a sus 4.000 páginas no se hace pesada de leer. Como suele ser habitual en las novelas de Simon Scarrow prima mas la capacidad narrativa que los alardes históricos, aunque tampoco puede decirse que el autor se aleje de la historia ni que este aspecto desmerezca la obra. En mi opinión lo peor es el coste de cada novela en en las librerias en estos tiempos de crisis que supera los 35 euros, no me extraña que haya quien prefiera el Ebook al papel ya que pueden encontrarse varias versiones gratuitas en epub, pdf y word de Napoleón vs Wellington VI: Campos de Muerte rebuscando un poco por la red.