Festín de cuervos de George R.R. Martin


Festín de cuervos es la cuarta entrega de la serie de novelas Canción de hielo y fuego de George R.R. Martin, que se ha hecho (todavía) más popular gracias a la serie de televisión Juego de Tronos. En la entrada anterior tenéis la reseña de Tormenta de espadas, tercera novela de lo que según palabras del propio escritor será una heptalogía, cinco de las siete novelas ya han sido publicadas.

Tras publicar la reseña de Tormenta de espadas muchos de vosotros, tanto en el blog como en el Facebook de Novela Histórica, me advertíais que esa era la mejor novela de la serie y Festín de Cuervos la peor (o menos buena.) Tras la lectura de esta ultima he de admitir que razón no os faltaba para opinar así. No se trata de que Festín de Cuervos este peor escrita que el resto de la serie, en absoluto, en esta novela George R.R. Martin sigue con la narración de lo que está sucediendo en Poniente y evidentemente estamos ante un libro (como el resto) imprescindible para seguir el hilo de la historia donde los personajes seguirán siendo convincentes, el escritor nos ira presentando nuevos protagonistas de la trama, (algunos del Sur realmente interesantes) el problema quizá estriba en que suceden menos cosas de lo habitual a lo largo de esta novela, pero seguramente esa es la grandeza de Canción de hielo y fuego...

ya que incluso así la novela ejerce un efecto de atracción en el lector que solo las grandes historias logran.

No voy a volver a contaros que estamos ante una serie fantástica con reminiscencias de la edad media pues para eso tenéis la reseña de Tormenta de espadas, en cambio creo que sería interesante incidir en el porqué del bajón en el nivel de satisfacción al leer Festín de Cuervos. En primer lugar yo destacaría que la mayor de las virtudes de la novela anterior estriba en un par de giros de la trama absolutamente inesperados que logran darle la vuelta a una historia que dejará de discurrir por los derroteros que cualquier lector pudiera esperar; en cambio en Festín de Cuervos la trama es mucho mas lineal y tan solo al final el escritor busca sorprender al lector pero lo hace dejando la historia inclusa, terminando la novela cuando más interesante estaba, algo que no sería un problema en una serie de esta índole si simplemente pudiéramos pasar a leer el siguiente libro, pero por desgracia la siguiente novela se centra en el grupo de personajes de los que George R.R. Martin no ha mencionado nada en esta parte de la historia y la que será sexta novela de la serie todavía no está publicada (ni escrita.)

Llegados a este punto parece necesario destacar la importante decisión de George R.R. Martin de dividir la historia tras la tercera novela de la serie, siendo la cuarta y la quinta contemporáneas; Festín de cuervos cuenta fundamentalmente lo que sucede en Poniente a los personajes que se encuentran allí en ese periodo de tiempo y la quinta, la ya publicada Danza de Dragones, se centra en el otro continente y los acontecimientos Mas Allá del muro.

Sin lugar a dudas Festín de Cuervos no es la mejor novela de George R.R. Martin pero aun así la grandeza de Canción de hielo y fuego hace que la historia no quede empañada en absoluto, de hecho tengo la impresión de que el escritor en cierta medida ha sacrificado ese libro justo en mitad de la serie en aras de la trama y la evolución de los personajes, pues probablemente la historia no soportaría más giros argumentales tan seguidos. Eso sí, que nadie piense que la trama se detiene en el mundo de Canción de hielo y fuego, pues aunque Festín de Cuervos no sorprenda tanto cada uno de sus capítulos, centrado como siempre en uno de los personajes, hará que la historia siga dando pasos adelante y cautivando a los lectores.