Pretoriano de Simon Scarrow


Pretoriano es la onceava entrega de la larguísima serie de Simon Scarrow ambientadas en las legiones en tiempos del emperador Claudio, supongo que podríamos decir tras leer esta nueva historia que los legionarios protagonistas de la trama, Cato y Macro, están de vuelta. Sin saber precisar si la mejoría de esta entrega se debe a que el escritor ha puesto mas énfasis en la elaboración de la trama o al hecho de que este ambientada la novela en la Roma de Claudio (que muchos adoramos gracias a la obra maestra de Robert Graves Yo Claudio) lo cierto es que Pretoriano ha resultado más interesante que las últimas entregas de la saga que habían ido perdiendo paulatinamente interés, esperemos que Simon Scarrow siga por esta línea.

Los que hayan leído alguna de las anteriores novelas de Scarrow sobre las Águilas de Roma sabrán a ciencia cierta que la parte histórica no es la fuerte de este escritor que, más bien, suele centrarse en escribir historias de aventuras aceptablemente ambientadas pero que enganchan al lector y tienen un gran éxito entre el público en general por los giros de la trama, las conspiraciones, las batallas y lo entrañable de sus protagonistas, a los que llega a cogerse verdaderamente cariño; por tanto estamos ante una serie de novelas que, sobre todo en sus primeras entregas, están llenas de dinamismo, que entretienen y se leen con facilidad, al mismo tiempo nos dan algunas pinceladas sobre la antigua Roma y la vida en las legiones.


La novela Pretoriano centra totalmente su trama en una Roma convulsa donde las conspiraciones por derrocar o suceder al Emperador están a la orden del día, diversos personajes históricos como Agripina, segunda mujer de Claudio, o Narciso, el Liberto con mayor poder de Roma, tendrán un papel protagonista; por su parte Cato y Macro deberán infiltrarse en la guardia Pretoriana que protege al emperador para intentar destapar la conspiración que busca atentar contra su vida, todo ello en tiempos de hambruna en Roma lo que provocará grandes disturbios.

Pretoriano resulta una novela divertida y fácil de leer que sube el nivel de las anteriores entregas y, sobre todo, incrementa exponencialmente el interés del lector en una saga que yo mismo estaba dispuesto a abandonar. Simon Scarrow como siempre elige la acción sobre la fidelidad histórica, algo que no debe anotarse en su debe pues resulta aconsejable que cada tipo de lector tenga el mayor abanico de opciones para acercarse a la historia de la manera que prefiera, en este caso una novela histórica con mucho de lo primero y poco de lo segundo pero que cumple con su cometido, acercar la historia al mayor numero de personas posible.