Keops y la pirámide del Sol de Guy Rachet


Keops y la pirámide del sol es la primera (y última para mi) de una serie de novelas de Guy Rachet sobre este faraón del que no se sabe apenas nada pero que da nombre a la mayor pirámide que puede visitarse en Egipto, un lugar espectacular.

Sin lugar a dudas lo mejor de Keops y la pirámide del sol es la erudición de su autor, lo peor el resto. En mi opinión una novela histórica debe ser amena, entretenida, sorprendente y por supuesto si está basada en algunos datos históricos mejor que mejor. La historia que plantea Guy Rachet carece por momentos de interés y la trama principal podría resumirse en una cuartilla, el resto de la novela me parece prescindible, numerosos pasajes donde el escritor demuestra su conocimiento de las religiones en Egipto y habla de las enemistades entre los adoradores de unos y otros dioses, capítulos y capítulos soporíferos, de hecho he acabado por pasar algunas páginas de largo en aras de tratar de llegar al final de un libro, que por cierto queda tan inacabado como algunas pirámides.

La poca profundidad de los personajes de Keops y la Pirámide del sol hace que acabe por importarnos muy poco quien es el asesino misterioso, sobre todo si para descubrirlo debemos leer otra novela (o más) sobre iniciaciones religiosas en el antiguo Egipto, el Maat y la meditación, dada el gran conocimiento de la época del autor si hubiera enfocado la trama de otra forma probablemente el resultado hubiera sido mucho mejor para una gran mayoría de los lectores.


Quizá solo queda por añadir que la parte inicial de la historia resulta poco creíble con un futuro faraón viviendo durante largas épocas entre las clases bajas, pero este sería un aspecto perdonable si no estuviéramos ante una historia tan deslabazada y desigual.