Claudio el Dios y su esposa Mesalina.


La Novela Claudio el Dios y su esposa Mesalina tiene indudablemente algunas de las virtudes de Yo, Claudio, pero esta segunda parte de la autobiografía inventada por Robert Graves sobre el Emperador Romano Tiberio Claudio Cesar, no está a la altura de la primera, de la que ya hablamos aquí hace algunas semanas.

"Claudio el Dios y su esposa Mesalina" narra en primera persona la vida y vivencias de "Claudio el cojo", "Claudio el tartamudo", "Cla..Cla...Claudio" desde que es nombrado emperador (o desde que casualmente llega a emperador) y por desgracia, al contrario de lo que ocurría en Yo Claudio, esta segunda entrega (y ultima) no tiene...



un discurrir lineal sino que va de aquí para allá, tocando temas a veces no demasiado interesantes.
Robert Graves comete el error de una narración demasiado pausada de los hechos menos interesantes, sobre todo en lo referente a Herodes y su reino, y los momentos más interesantes y esperados son contados con demasiado apresuramiento y son poco proclives en detalles que hubieran ayudado a comprender mucho mejor los hechos, esto puede resumirse en una petición "mas Mesalina y menos Herodes."

No quiero confundiros con mis críticas, estamos ante un buen libro, fantásticamente documentado y con una narración fascinante en muchos momentos, pero siempre se le encuentran "peros" al compararlo con la primera parte. La narración es menos ágil (y en algunos momentos pastosa), los hechos son menos interesantes, el ritmo es en algunos momentos equivocado, los personajes no acaban de llegarnos al alma por su carácter y Claudio parece perder por momentos ese humor tan peculiar que tenia al narrarnos su juventud.

Robert Graves al escribir Claudio el Dios y su esposa Mesalina escribió un buen libro que no estuvo a la altura de la primera parte, si no fuera por la inevitable comparación me habría gustado mas.

Titulo: Yo, Claudio.
Autor: Robert Graves.
Otros libros del autor: Yo, Claudio, el vellocino de oro...
Valoración: *** (Bueno)