Cesar. Las cenizas de la Republica.

Cesar las cenizas de la Republica
La novela histórica Cesar las cenizas de la república de Gisbert Haefs intenta ir a caballo entre la historia novelada y la historia pura y dura, pero por desgracia pese a que el resultado no es del todo malo, deja un poso de insatisfacción en el lector, ya que el libro acaba por perder una de las partes más importantes en cualquier obra de calidad, el ritmo.

La novela de Gisbert Haefs narra un periodo difícil en la historia de Roma y a la vez extenso, ya que pese a centrar su trama en lo que concierne a Julio Cesar (Marco Antonio juega un papel más secundario en la obra), utiliza capítulos enteros para hablar de algunos de los personajes contemporáneos a Cesar pero fuera de lo que es la historia central del libro. De esa manera bajo el formato de crónicas y fuera de la trama, sabremos mas de personajes fundamentales en la historia de Roma como Cicerón, Lúculo y Craso, Sila, Mario...





Para los que no conozcan la historia de esta época (que se pudo ver por ejemplo en la serie de televisión Roma) le resultara especialmente sorprendente la solución que dio Julio Cesar al asedio de Alesia y al suyo propio, en una de las estrategias militares más inteligentes y sorprendentes de la historia antigua, baste con decir que cualquier obra de ingeniería militar era posible para las legiones romanas.

Pese a adolecer el libro de cierto déficit de ritmo que provoca que no acabe de enganchar la historia del principal protagonista Aurelio (cocinero y centurión de Cesar) no puede negársele al autor su documentación y precisión histórica, al acabar nuestra lectura comprenderemos sin duda alguna mucho mejor lo sucedido en una época en que Roma vivió guerras civiles y matanzas indiscriminadas. Las crónicas, la parte más histórica de la obra, utiliza como fuente las biografías de Plutarco.

Titulo: Cesar, las cenizas de la República.
Autor: Gisbert Haefs.
Otros libros del autor: La carcajada del General, Aníbal, Alejandro el unificador de Grecia, la espada de Cartago...
Valoración: *** (Bueno)