La escriba de Antonio Garrido


La verdad es que tenia ganas de leer La Escriba de Antonio Garrido no solamente porque me gusto mucho la primera novela que lei de este escritor (y que teneis reseñada en el blog) El lector de cadaveres sino tambien porque me la habiais recomendado algunos de los mas de 1.100 usuarios del Facebook de NovelaHistorica.net.

La escriba es la primera novela de las dos escritas por Antonio Garrido algo que hace que los errores sean perdonables, mas teniendo en cuenta que han sido corregidos en la siguiente obra publicada; en realidad no estamos ante una novela fallida porque en mi opinión tiene mucho mas de positivo que de negativo...

aunque un final poco adecuado hace que te quede un regusto amargo al acabar una lectura que es en todo momento fluida y entretenida, La Escriba es uno de esos libros que no cuesta leer.

La escriba nos sitúa en el S. VIII de nuestra era, en una época de grandes convulsiones político - religiosas (y cual no lo ha sido a lo largo de la historia) con la emergente figura de Carlomagno destacando en Europa; la protagonista, aprendiz de escriba en el corazón del imperio Carolingio, sufrirá las dificultades y penurias de la época para una mujer que buscaba abrirse camino en un mundo de hombres aunque tuviera sobradas facultades para ello. Un viejo pergamino y algunas conspiraciones formaran parte de una trama principal donde el personaje histórico mas destacable, Fray Alcunio, nos demostrará sus dotes detectivescas.

Esta obra de Antonio Garrido tiene más de novela de aventuras que de histórica, algunas pinceladas para dar credibilidad a la época no son suficientes para que nos sintamos participes de una época complicada para los protagonistas de la historia, de hecho aventura hay mucha, en mi opinión incluso un exceso en las ultimas paginas de una novela que pasa de ser dinámica a atolondrada y que desvirtúa algunos pasajes brillantes con demasiadas aventurillas más que previsibles, sin duda son positivos los giros de la trama, pero en la escriba encontraremos tantos giros a medias en la parte final que hasta la protagonista parece despistarse con algunos cambios de carácter injustificados; personalmente creo que las 50 últimas páginas son un galimatías soporífero en que pasas de seguir con interés cualquier vicisitud de la protagonista a que te importe un pimiento lo que le suceda.

En cierto modo estoy escribiendo una reseña injusta, La escriba tiene más de bueno que de malo y la primera mitad de la novela es brillante, bien estructurada y con varios personajes secundarios muy interesantes, de hecho se lee de corrido e incluso en ciertos momentos cuesta abandonar su lectura. El hecho de que el final sea decepcionante es más que perdonable en una ópera prima y mas viendo que el autor ha aprendido de sus errores, de hecho existen ingentes cantidades de escritores de Best Sellers que no han sido capaces de escribir un buen final en toda su carrera, sin ir más lejos me vienen a la memoria algunas de las novelas que he leído de Matilde Asensi.

En definitiva, novela más de aventuras que histórica, muy previsible en su desenlace con una primera mitad muy agradecida de leer y una segunda parte que sirve para poco más que leer en la playa, una lástima que esta primera historia de Antonio Garrido no haya llegado al nivel de la segunda, en cualquier caso tras leer una y otra se percibe con claridad la evolución del que será un gran escritor. Lo que menos me ha gustado ha sido el epilogo del autor, donde parece en cierta manera enaltecer o justificar su forma de escribir, algo comprensible en un escritor consagrado pero difícilmente entendible en uno novel.