Un Bergantín de guerra de Richard Woodman


Un Bergantín de guerra de Richard Woodman nos introduce de lleno en las guerras navales de finales del siglo XVIII cuando Inglaterra tenía el dominio del mar y Francia lidiaba con los delirios de grandeza de Napoleón. Siguiendo la línea del genio Patrick O´ Brian, el mejor novelista de la historia sobre batallas navales, Richard Woodman escribe una fantástica serie de novelas donde el protagonista Drinkwater irá subiendo escalafones en la jerarquía naval inglesa comenzando desde los peldaños inferiores; estamos ante algo parecido a lo que sucedía con Aubrey (quien compartía protagonismo en las novelas de O´ Brian con Maturín el médico y espía de a bordo.) Llegados a este punto he de confesar que fuí un lector impulsivo de las 21 entregas de la serie sobre Aubrey y Maturín que acabé por devorar en pocos meses, desde esa perspectiva la comparación con las novelas de Richard Woodman es inevitable.

La grandeza de la novela Un Bergantín de Guerra de Richard Woodman es que siguiendo la línea de O´ Brian es capaz de crear su propio estilo, consigue con el paso de las páginas introducir al lector completamente en la historia a través de unos personajes que cobran vida propia en su novela. Aunque la vida naval pueda ser monótona, Richard Woodman consigue mantener en todo momento el interés y la tensión creando un relato ágil...

e incluso por momentos frenético.

Un Bergantín de Guerra nos traslada al Mar Rojo donde la fragata Hellebore, cuyo segundo al mando del capitán Griffith es Drinkwater, llegará por orden de Nelson para impedir que tropas francesas traten de pasar a la India, una de las colonias más importantes de Inglaterra.

Estamos ante la tercera entrega de esta serie de novelas sobre la marinería británica donde se mezclan personajes ficticios y reales; Richard Woodman respeta en todo momento acontecimientos históricos aunque lo que prima en su novela es, sobre todo en su segunda parte, la acción. Aunque pueda parecer que los personajes están desde el principio totalmente encasillados, teniendo de esta forma la apariencia de ser simplones, lo cierto es que el escritor logra darles vida propia y consigue que vayan desarrollándose a lo largo de la trama; es cierto que tenemos un malo malísimo, pero la realidad es que su maldad esta íntimamente relacionada con su propio ensimismamiento y vicios perversos, haciendo que su comportamiento sea totalmente impredecible para el lector proporcionando a Richard Woodman la posibilidad de dar a la novela algunos giros sorprendentes.

Un bergantín de Guerra no alcanza la calificación de obra maestra que tiene por derecho propio toda la obra de Patrick O ´Brian, pero lo cierto es que Richard Woodman es el siguiente en mi lista de escritores favoritos sobre batallas navales en tiempos de Napoleón y Nelson, algo harto complicado ante la proliferación de novelas sobre esta temática en los últimos años. Un bergantín de Guerra es una novela de aventuras con un trasfondo histórico que sirve al autor para dar credibilidad al relato.

Titulo: Un bergantín de guerra.
Serie: Drinkwater
Autor: Richard Woodman.
Editorial: Ediciones Pámies.
Anteriores novelas de la serie: El vigía de la flota y el navío del rey.
Valoración: **** (Muy bueno)
Os gustará si os gustaron: La serie de Patrick O ‘Brian de Aubrey y Maturín, Motin en la Bounty y Salamina.

Hoteles en Ainsa, Pirineo Aragones