Maratón de Christian Cameron

Supongo que me he abonado a las segundas partes de las series de novelas históricas que escribe Christian Cameron pues anteriormente leí Tirano de la serie Juegos Funerarios y ahora Maratón, dos buenas novelas que pueden leerse   independientemente del resto pero que hubiera disfrutado mas de haber abordado anteriormente la primera parte, sobre todo al inicio de la lectura que es cuando más cuesta hacerse con los personajes en tales circunstancias.

Vaya por delante que Maratón es una buena novela, con grandes dosis de emoción y quizá algo menos de rigor histórico del que estamos habituados en NovelaHistorica.net, aunque con la escasez de fuentes que tenemos de esta época podría ser en cierta medida lógico y disculpable, en cualquier caso el autor se esfuerza por ponernos en situación, realiza una gran tarea al explicarnos la situación socio-política en Atenas previa a la batalla de Maratón e incluso ofrece al lector una razonable explicación (aunque muy probablemente incierta) para justificar el apoyo de Platea a Atenas contra los Persas.

En realidad estamos ante una historia muy del estilo de las que nos ofrece Simon Scarrow en su famosa serie de los legionarios Macro Cato que ya va por la onceava entrega, Christian Cameron hace suya una formula de éxito con personajes sin excesiva profundidad aunque no tan polarizados en malos y buenos como suele ser habitual en este tipo de novelas, intensidad y acción son la carta de presentación en cada una de las páginas de sus obras logrando cautivar a aquel lector que busca en la novela histórica sobre todo entretenimiento, aunque sería injusto no puntualizar que el esfuerzo realizado por Christian Cameron en cuanto a ambientación histórica es algo mayor de lo habitual.

Maratón se divide en dos partes claramente diferenciadas que incluso, si no fuera por su escasa longitud, podrían haber constituido novelas independientes, en la primera sabremos de las andanzas de Arimnesto de Platea (protagonista de la novela y personaje histórico) en batallas navales, asedios y conspiraciones Atenienses, incluso Arimnesto tendrá tiempo de tener algún escarceo amoroso con su amor platónico Briseida. La segunda parte se centrará en los preparativos y batalla de Maratón sin incidir excesivamente en la parte más histórica de la misma.

Maratón de Christian Cameron logra su propósito que no es otro que entretener al lector sin buscar profundizar en la historia pura y dura, resulta interesante como el escritor logra hacer creíbles a los personajes pues los malos no siempre lo son e incluso los persas, contrariamente a lo habitual, parecen por momentos preferibles a los conspiradores griegos. Evidentemente Maratón no está a la altura de las grandes del género como la Salamina de Javier Negrete, aunque tampoco creo que Christian Cameron haya buscado escribir ese tipo de novela, cada libro tiene su nicho de lectores y no me extraña que esta novela sea un superventas, una historia de consumo donde quizá lo menos creíble sea la teoría del escritor de los matadores de hombres, probablemente al final de la serie ya no se cuenten por decenas sino por cientos los  enemigos enviados a la otra vida por parte Arimnesto de Platea.