Estrellas y borrascas de Gaston Rébuffat


Estrellas y borrascas de Gaston Rébuffat es el relato de la escalada a mediados del Siglo XX por parte de este celebre montañero de seis de las caras Norte más famosas y complicadas de los Alpes, pero al mismo tiempo es una historia de amistad, de amor por la montaña, un relato poético y trágico, pues como solía suceder entre los alpinistas que sobrevivieron a esta época en que se completaron las mas difíciles ascensiones alpinas con medios precarios, perder compañeros en la montaña era en cierto modo habitual.

De la mano de Gaston Rébuffat conoceremos las dificultades de afrontar los mas difíciles retos alpinos y la delgada línea que separaba la vida y la muerte cuando tenían que afrontar una tormenta en mitad de una pared, sin posibilidad de bajar ni de seguir avanzando, teniendo que vivaquear en pocos palmos de repisa y esperar a que las dificultades meteorológicas pasaran o a la llegada de un nuevo día. Pero sobre todo puede decirse que en Estrellas y borrascas se respira amistad, una amistad diferente a la que estamos acostumbrados a vivir, aquella en que se fía (y confía) la vida al compañero de cordada con el que estos sufridores alpinistas vivían todo tipo de penurias al límite de lo humanamente soportable y, por supuesto, momentos de completa felicidad.


Estrellas y borrascas quizá no es el relato de montaña más sorprendente que pueda leerse pues al lector medio puede interesarle más conocer el Himalaya y resultarle más espectacular el asalto a un 8.000, pero lo cierto es que ese tono lirico y la profundidad del sentimiento por la montaña de Rébuffat nos hace vivirla como si estuviéramos vivaqueando bajo las estrellas, Gaston demuestra con esta historia su carácter polifacético y su capacidad como escritor.

Estrellas y borrascas casi puede calificarse de relato corto pues sus poco mas de 100 páginas pueden leerse en un par de tardes, a través de Gaston Rébuffat sentiremos su pasión por la montaña sin un solo reproche o juicio de valor fuera de lugar, supongo que podríamos decir que Estrellas y borrascas es una historia de amor, un profundo amor por la montaña, por los compañeros y por la naturaleza.