Hijos de Heracles de Teo Palacios

hijos de heracles
Hijos de Heracles de Teo Palacios es una novela histórica que nos sitúa en Esparta en el año 600 - 700 a.c. periodo en que se supone que se creó la agogé, un sistema de educación muy particular cuyo objetivo era crear el ejercito más preparado de su tiempo en base a una educación militar tremendamente dura y estricta, rozando lo inhumano.

La primera parte de Hijos de Heracles es fantástica, tiene ritmo, interés y logra conmover al lector, de hecho fui incapaz de soltar el libro hasta haber leído el primer tercio; recuerda a la obra maestra de Steven Pressfield Puertas de Fuego y no sale malparada de la comparación; en este primer tercio Teo Palacios sienta las bases para una novela a la altura de las mejores del genero, Teopompo es uno de los reyes de Esparta (según una teoría el creador de La Agogé) y sus dos hijos entraran a formar parte de esta particular escuela de guerreros a los 7 años, la relación entre estos tres personajes principales parece que será la base del resto de la novela.

Lamentablemente transcurrido el primer tercio de Hijos de Heracles la novela pierde en todos los sentidos, la escritura de Teo Palacios...



paciente y bien estructurada hasta entonces se torna apresurada y deslavazada, los personajes aparecen y desaparecen de la historia sin sentido, el mayor exponente es el personaje que parecía más interesante, Arquidamo, que desaparece prácticamente de la historia con un retorno meramente puntual al que el escritor no sabe o no quiere dar sentido.

Llegado a cierto punto de Hijos de Heracles parece que Teo Palacios solo está interesado en contar las reformas de Esparta y como pudieron implementarse, resulta eso si sorprendente que en sus inicios en Esparta también la música y la poesía tuviera su lugar, ya que pocos siglos después la guerra era la única razón de ser de esta ciudad - estado del Peloponeso.

Con todos los defectos de esta segunda parte de la novela, Hijos de Heracles es recomendable para aquellos que no hayan leído nada sobre La Agogé, es amena y ágil en su lectura, solo las prisas de Teo Palacios y el hecho de que priorizara la historia sobre una buena construcción de la novela convierten que una posible gran novela se haya quedado en una buena historia. Esta es la opera prima de Teo Palacios, es un escritor con gran potencial al que seguir con atención.

Titulo: Hijos de Heracles.
Autor: Teo Palacios.
Editorial:
Edhasa.
Valoración: *** (Bueno)
Leerlo si os gusto:
Puertas de fuego, la guerra del Peloponeso y el etrusco.