Barcino de Mari Carme Roca


Esta es la segunda novela que leo sobre Barcino, nombre de la actual Barcelona hace dos milenios cuando tan solo era una pequeña pero ambiciosa colonia del Imperio Romano con ganas de expandirse, cuya importancia era muy inferior a la de Tarraco (Tarragona.) He de decir que tanto Barcino como la anterior novela sobre la ciudad Condal, El sabor de la miel de Manuel Laorden, me han gustado, cada una en su estilo logran mostrarnos la forma de vida de los habitantes de la ciudad y al mismo tiempo de contarnos una historia alrededor de ellos, quien quiera conocer la obra de Manuel Laorden no tiene más que ir a la reseña de su novela, aquellos que estéis impacientes por descubrir las líneas maestras de la novela de Mari Carme Roca solo tenéis que seguir leyendo.

No puede decirse que Barcino sea una historia de amor, más bien estamos ante una novela en que el odio tiene la llave del argumento. La escritora no obstante construye una novela a través de bastantes personajes ficticios que irán desarrollándose a lo largo de una trama que durara toda una vida, concretamente la del personaje principal que si fue real, Lucio Minicio Natal, una de las personalidades más importantes hasta ese momento de la breve historia de la pequeña Barcino en el siglo II d.C..

Probablemente lo más destacable de la novela de Mari Carme Roca es que logra construir personajes muy humanos, es decir, imperfectos, cambiantes, rencorosos y que mutan de parecer con cierta facilidad y según los acontecimientos que van surgiendo a lo largo de la historia; la narración por supuesto no se limita a la pequeña población de Barcino, pues como nuestro protagonista viajaremos por algunos de los lugares más relevantes del Imperio Romano y conoceremos a algunos de los emperadores de la época, entre ellos el popular Trajano.

En algo que ya no me sorprende en absoluto pues parece ser inherente a la novela histórica de romanos narrada por escritoras, no tenemos noticia alguna de recreación de batallas, he leído bastantes novelas sobre la época escritas por mujeres y ninguna de ellas hasta ahora se ha atrevido a inmiscuirse en el complicado arte de narrar una batalla, ni siquiera la gran Mary Renault; en descargo de Mari Carme Roca hay que señalar que tampoco las batallas eran estrictamente necesarias para redondear la novela.

Podría escribir bastantes líneas mas describiendo las bondades de Barcino, baste con decir que es una novela muy fácil de leer, amena y que cumple sobradamente su función de mostrarnos la ciudad de Barcelona cuando solo era una pequeña colonia. Personalmente lo que menos me ha gustado de la novela ha sido la historia principal, demasiado simplista y aun diría que innecesaria, es como si la escritora hubiera sentido la necesidad de introducir algo de picante a la trama y lo ha hecho con el personaje menos interesante de todos, alguien que solo destila odio a lo largo de toda su vida resulta poco humano. En cualquier caso Barcino es una buena novela para todos los públicos, recomendable.

Titulo: Barcino.
Autor: Mari Carme Roca.
Editorial: Ediciones B.
Valoración: *** (Bueno)
Leerlo si os gusto: El sabor de la miel y el muchacho persa.


Hoteles en Ainsa, Pirineo Aragonés