Los conquistadores de lo inútil de Lionel Terray


Los conquistadores de lo inútil de Lionel Terray es sin lugar a dudas una de las obras cumbre de los libros de montaña de todos los tiempos, en cierto modo una autobiografía de la vida y obra de uno de los alpinistas más grandes de la historia que estuvo en la expedición que conquisto el Annapurna en 1950, el primer "ochomil" escalado en la historia de la humanidad, donde no hizo cima por salvar la vida de sus compañeros.

Los conquistadores de lo inútil es mucho más que un libro de alpinismo, Lionel Terray vivió en primera persona buena parte de la segunda guerra mundial y narra de manera impecable algunas escaramuzas en las fronteras alpinas entre Italia y Francia salpicadas de increíbles anécdotas, también conoceremos de primera mano la pureza del verdadero Nepal del que estaba enamorado y, cómo no, de cómo lograba ganarse la vida un alpinista de corazón que, no obstante, debía buscar el sustento intentando compaginarlo con su gran pasión, Lionel fue guía de montaña y de esquí pero también agricultor de subsistencia.

La autobiografía de Terray abarca todos los órdenes de la vida...
excepto el mas intimo del que solo conoceremos algunas pinceladas, en cambio su narración de algunas de sus míticas ascensiones tanto en los Alpes como en el Himalaya desbordan al lector en cuanto a detalles y sentimiento, es evidente que Lionel vivía por y para la montaña y pese a algunos periodos de distanciamiento siempre acababa buscando la emoción y el riesgo de conquistar "lo inútil."

Tras leer los conquistadores de lo inútil seremos verdaderamente conscientes de que nada tiene que ver el alpinismo de los años 50 con el de ahora, tanto en cuanto a medios como a interrogantes en las diversas ascensiones en que no solo se desconocía muchas veces el itinerario correcto sino que incluso no se sabía si podría encontrarse una vía factible para la escalada, sin olvidar que en más de una ocasión se veían obligados a vivaquear de forma totalmente precaria, sin comida y con escaso abrigo; el riesgo que corría esta gran generación de alpinistas por descubrir o repetir por primera vez algunas de las vías de escalada que hoy son míticas era inmenso y más de uno de los compañeros de Lionel Terray se dejó su vida en la montaña.

Como no podía ser de otra forma en los conquistadores de lo inútil viviremos una visión diferente a la de Maurice Herzog (que no enfrentada) de la ascensión al Annapurna por parte de una expedición francesa en 1950 que supuso la primera vez que la raza humana ponía pie en lo mas alto de una montaña de más de 8.000 metros, aunque lo cierto es que Lionel Terray hará mucho mas hincapié en otras ascensiones de menos renombre pero seguramente de mayor dificultad.

Los conquistadores de lo inútil es una obra maestra del alpinismo y de la vida de alguien que escribe siempre lo que piensa y que arriesgó su vida en la montaña en incontables ocasiones, estamos ante una autobiografía sincera, interesante, dinámica que no defraudara ni un ápice a cualquiera mínimamente interesado en el tema, una joya histórica de valor incalculable.